Otra semana plagada de protestas

Posted on 15 noviembre 2009. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , , |

Terminó una nueva semana y nada tuvo que envidiarle a la que la precedió. Las protestas, cortes, paros y reclamos estuvieron a la orden del día y entorpecieron por segunda semana consecutiva el normal desenvolvimiento de las tareas cotidianas de los ciudadanos.

El desconcierto de los usuarios ante un nuevo para de subtes

El paro total de las seis líneas de subtes del pasado martes colapsó una vez más la ciudad y provocó enormes inconvenientes para movilizarse. Nuevamente se registró un aumento en la cantidad de automóviles que transitaron por Buenos Aires: 250 mil más de la cifra que es habitual para un día hábil.

La protesta de los delegados que protagonizan el conflicto en el subte en reclamo de desprenderse del Sindicato de la Unión Tranviarios Automotor -UTA-, revivió el caso que debieron padecer los usuarios la semana anterior.

Las 1.300.000 personas que viajan a diario en el subte debieron optar por otro medio de transporte: los colectivos llenos, sumados al aumento de automóviles, hicieron de las calles porteñas un verdadero caos. Las principales avenidas de la ciudad fueron el epicentro de continuos embotellamientos de tránsito que fueron la vedette de la jornada.

La posibilidad que se concreten nuevas medidas de fuerza -serían más prolongadas- no se descarta y puede marcar un nuevo problema para la próxima semana.

Para completar una jornada complicada, está no fue la única manifestación del día martes. Militantes de agrupaciones de izquierda y estudiantes de la Universidad de Buenos Aires -UBA- cortaron parcialmente el tránsito la avenida Leandro N. Alem, frente al Ministerio de Trabajo. Además, un grupo de estudiantes de la Federación Universitaria de Buenos Aires -FUBA- se manifestó frente al rectorado de la UBA. Por otra parte, Piqueteros antikirchneristas protestaron frente al Ministerio de Desarrollo Social, en 9 de Julio y Belgrano. Más tarde, manifestantes llegaron hasta la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en la avenida Callao 237, para denunciar atrasos en el pago de los planes sociales bonaerenses. Por último, integrantes del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados -MIJD-, encabezados por Raúl Castells, quisieron cortar el puente Pueyrredón, pero su intención fue rápidamente desbaratada por la policía. Y la lista de cortes y protestas continúan…

Una de las protestas de la semana: manifestantes reclamaron desnudos en Plaza de Mayo

La semana no comenzó de la mejor manera. Una manifestación en Plaza de Mayo, protagonizada por los integrantes de la Asociación Mutual Sentimiento, terminó con incidentes, heridos y detenidos el lunes último. El eje de la protesta fue reclamar para que la entidad no se quede sin lugar para funcionar, debido a que el edificio en el que llevan adelante su trabajo fue cedido, en forma gratuita y por un plazo de diez años, por el Estado en 1999, y la Administración de Infraestructura Ferroviaria intimó a la devolución del inmueble.

Como consecuencia de esta manifestación, en la que varias personas se desnudaron,  resultaron detenidas 40 personas -21 hombres, uno de ellos menor, y 19 mujeres-. Además, hubo cuatro heridos, tres manifestantes y un agente de la Policía Federal.

Por su parte, los maestros estatales bonaerenses llevaron adelante el pasado miércoles una medida de fuerza conjunta, convocada por el Frente Gremial -Amet, FEB, Sadop, Suteba, UDA-, en reclamo de reabrir la discusión salarial, decisión que afectó a un importante número de establecimientos educativos. Las escuelas estuvieron prácticamente vacías y los alumnos fueron privados de tener clases.

El paro de los empleados de LAN afectó a pasajeros en diferentes puntos de nuestro país

Por su parte, 1.400 trabajadores de la compañía aérea LAN -pertenecientes a cinco gremios diferentes- pararon en el aeropuerto metropolitano Jorge Newbery el jueves a las 5:30.

La protesta tuvo como origen un reclamo por mejoras salariales. La medida se extendió hasta pasado el mediodía, momento en el cual el Ministerio de Trabajo intervino y dictó la conciliación obligatoria. Esta medida de fuerza afectó a 4.000 pasajeros que quedaron varados en el aeroparque porteño. Tras la reprogramación de los vuelos, algunos pudieron viajar esa misma tarde, mientras que el resto pudo viajar recién el ayer.

Se cierra una nueva semana protagonizada por los cortes, protestas, manifestaciones y paros. Es la segunda en forma consecutiva que trae aparejada un caos en la ciudad que no permite en normal desenvolvimiento de las actividades diarios que a cada uno le toca desempeñar día a día. El imposible no reconocer que la sociedad en su conjunto atraviesa un sensible momento y la expresión de las disconformidad está a la orden del día.

La pregunta que nos cabe hacer es la siguiente: ¿es posible encontrar otra forma de ejercer el derecho a manifestarse o protestas, sin entorpecer el ejercicio de la libertad por parte de los que nada tiene que ver con esos reclamos? Tal vez cuando podamos encontrar una respuesta a este interrogante, seremos participes -todos- de la construcción de una sociedad más digna en la que cada uno de sus integrantes podamos vivir al menos un poco mejor.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Un nuevo paro de subtes, otro día de caos en la Ciudad

Posted on 11 noviembre 2009. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , |

El paro que paralizó las seis líneas de subtes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires durante todo el día de hoy, revivió los problemas que tuvieron los porteños y los trabajadores que provienen del conurbano bonaerense para trasladarse, los mismos que caracterizaron la jornada caótica del pasado jueves.

Un importante número de ciudadanos se vio afectado de manera directa por un puñado de trabajadores, que a partir de una medida gremial afectan el normal y habitual desenvolvimiento de las actividades que se realizan en la ciudad. El nuevo paro pone de manifiesto el debate sobre el ejercicio del derecho de protestar en contraposición con la libre circulación y la imposibilidad de utilizar un medio de transporte público de pasajeros. La pregunta que nos hacemos cada uno de nosotros coincide de manera irremediable: ¿es justificable este tipo de medida? ¿No tienen los trabajadores otra forma de llevar adelante su reclama, sin interferir en la libertad del resto de los ciudadanos?

Es difícil responder a estos interrogantes. El derecho a protestar de los trabajadores de subterráneos en reclamo del reconocimiento de un sindicato independiente de la Unión Tranviarios Automotor no carece de validez. El eje central de la discusión debe ser la forma que debería primar para poder ejercer una protesta en pos de obtener mejores condiciones de trabajo, sin que esto vaya en detrimento de la libertad y el pleno ejercicio de los derechos de los demás.

Buenos Aires, al igual que el pasado jueves, volvió a convertirse en “ciudad caótica”. Los colectivos abarrotados de personas fueron una constante desde altas horas de la mañana. Otros optaron por movilizarse en automóvil. Al respecto, el Gobierno porteño decidió permitir el libre estacionamiento en ambas aceras. La medida se extendió a todas las avenidas y calles con algunas excepciones, como las avenidas Ing. Huergo, Eduardo Madero y 9 de Julio; la Rábida y las calzadas centrales de la Av. Leandro N. Alem y Paseo Colón; y las arterias con carriles exclusivos para transporte público de pasajeros de las avenidas Entre Ríos, Callao, Córdoba y Pueyrredón. La acertada decisión trajo algo de respiro para aquellos que eligieron el automóvil como medio de transporte.

Caos de tránsito

El número de vehículos que circularon por la ciudad fue mayor de lo habitual para una jornada hábil. De acuerdo a las cifras dadas a conocer por Vialidad Nacional, se registró una circulación de 700.000 automóviles porteños en toda la ciudad, cuando habitualmente hay 500.000 que circulan en promedio de lunes a viernes. También se produjo un aumento en los ingresos desde el conurbano bonaerense: 1.280.000, en contraste con el promedio habitual de 1.116.000 registrado en el mismo período de la semana.

Por su parte, Metrovías, la empresa prestataria del servicio, lanzó diferentes acusaciones contra los trabajadores que tomaron la medida de fuerza, pero no pudieron dar una respuesta a los usuarios frente a la medida sindical y obligaron a optar por medios alternativos de transportes.

Las especulaciones sobre la continuidad de la medida de fuerza para la jornada del miércoles no se hicieron esperar. Los trabajadores de subterráneos debatieron en diferentes asambleas cómo continuar con el plan de lucha en reclamo del reconocimiento de un sindicato independiente de la UTA. Si bien un sector proponía continuar con la huelga, se impuso la postura de retomar el servicio mañana y realizar un nuevo para la semana próxima.

Delegados

La ciudad de Buenos Aires volverá a la normalidad, por lo menos en cuanto al funcionamiento de los subtes. La calma volverá a ganar las calles y las extensas colas en paradas de colectivos no serán un postal a retratar, como si lo fueron en la jornada de hoy.

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Paros, protestas, cortes y piquetes: los protagonistas de una semana complicada

Posted on 7 noviembre 2009. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , , , , |

La Ciudad de Buenos Aires y sus alrededores acaban de concluir una semana controvertida, teñida particularmente de un sin fin de protestas gremiales que impidieron a muchos de los ciudadanos desarrollar sus actividades cotidianas en condiciones normales, y pusieron de manifiesto el descontento generalizado en el que vive inmersa nuestra sociedad.

La conflictiva situación que se vivió durante todo el transcurso de esta semana tuvo diferentes epicentros: los cortes en la avenida 9 de julio, primero con manifestantes que protestaban por la inclusión en un plan del Gobierno Nacional, y luego con otra a favor de la medida que establece un subsidio universal por hijo, decisión comunicada por la mismísima presidenta Cristina Fernández de Kirchner; el paro de los subtes como consecuencia del conflicto gremial de un sector de los trabajadores que busca la creación de un nuevo sindicato; y las diferentes manifestaciones que tuvieron lugar en esa misma jornada, contribuyeron a la construcción de una semana caracterizada por la protesta social.

Piquete 9 de julio

Los piqueteros en pleno corte sobre la 9 de Julio

La semana comenzó con una manifestación que se extendió por 33 horas, El corte de la avenida 9 de julio frente al Ministerio de Desarrollo Social fue llevado a cabo por líderes de movimientos sociales que decidieron acampar en el lugar en reclamo de la inclusión en el plan “Argentina Trabaja”. La protesta comenzó el día lunes y se extendió hasta el martes, entre un caos generalizado en el tránsito vehicular durante el día y una madrugada con sobresaltos, caracterizada por un cruce entre la Policía y un grupo de piqueteros cerda de las dos de la mañana.

Después de una noche de tensión, el Gobierno decidió dar marcha atrás y accedió a incorporar a unos 5 mil piqueteros al programa de empleos cooperativos.

Por otro lado, la huelga de los trabajadores del subte del día jueves, en reclamo de un sindicato independiente respecto de la UTA, provocó la paralización de las seis líneas y perjudicó única y principalmente a los usuarios –aproximadamente un millón de personas-, quienes debieron optar por diferentes medios de transportes alternativos para regresar a sus hogares después de la jornada laboral.

La protesta, que se extendió desde las 18 hasta las 5 del día viernes, fue impulsada por delegados del subte que forman parte de agrupaciones de izquierda con intereses antagónicos a los del Gobierno Nacional. Este sector está enfrentado a la conducción del gremio del trasporte automotor, el cual se encuentra en línea con la CGT que encabeza Hugo Moyano.

Paro de subtes

Los usuarios de subtes debieron buscar otra alternativa en el regreso a casa

Lejos de terminar con el conflicto, el mismo se agudiza: el próximo martes habrá un nuevo paro de subtes, el cual se extenderá por 24 horas. La nueva medida de fuerza de este sector promete dos cosas: en primer término, un nuevo capítulo en la caliente interna sindical del sector; en segundo lugar, un nuevo caos para trasladarse para quienes utilizan este medio de transporte.

A los problemas que provocó en la tarde del jueves la interrupción del servicio de subte, le precedió un corte en la Panamericana que comenzó a las once de la mañana. La Policía detuvo un grupo de micros integrados por afiliados de la UOCRA en el Puente Melo, ubicado a 600 metros de la intersección con General Paz.

La protesta fue encabezada por unos 300 obreros de la construcción, todos ellos trabajadores de la obra Atucha II. Cuando la Policía decidió detenerlos, los manifestantes se bajaron de los vehículos y cortaron tres carriles de la autopista, todos en dirección a la Ciudad, para más tarde bloquear ambas manos. El corte provocó una fila de autos que superó los cinco kilómetros de extensión. La Panamericana quedó liberada después de dos horas, cuando la Infantería utilizó un camión hidrante para controlar y dispersar a los manifestantes.

Corte Panamericana

Las largas colas de vehículos provocadas por el corte de los manifestantes de la UOCRA

Para completar el panorama de un jueves llenó de complicaciones y protestas, hay que sumar una marcha que llevaron a cabo miembros de la CTA por la 9 de julio hacia la Legislatura porteña. Además de esta movilización, trabajadores de la salud protestaban en la Casa de la Provincia de Buenos Aires, ubicada en Callao al 200. Por último, los docentes de SUTEBA se movilizaron más tarde hacia el Ministerio de Trabajo. Si bien estás protestas fueron de menor escala, las mismas contribuyeron a incrementar las complicaciones de un día signado por los reclamos sociales.

De esta manera, se cierra una semana donde el descontento social se puso de manifiesto a través de diferentes expresiones. Queda la incógnita de cómo se desarrollará la semana siguiente. El recientemente confirmado para de las seis líneas de subtes para el martes próximo, el cual se extenderá por 24 horas, deja abierto el interrogante si la sociedad deberá estar preparada para vivir nuevas jornadas con una ciudad sitiada por nuevos cortes y manifestaciones, y escasa calma.

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...